Alrededor de 40 trabajadores de la CTEP, apoyados por un proyecto de la UNRN, firmaron un acta compromiso con el Instituto Municipal de Tierra para acceder a lotes sociales.

IMV

El día viernes 4 de octubre representantes de las 5 cooperativas de trabajadores del Sistema de Estacionamiento Medido y Solidario de Bariloche (SEMS), integrantes de la CTEP, firmaron un acta compromiso con el Instituto Municipal de Tierra y Vivienda para el Hábitat Social (IMTVHS), para acceder a una parcela de suelo en la zona del barrio 400 viviendas e impulsar, en conjunto con la UNRN-CIETES, un proyecto de producción popular del hábitat.

La iniciativa se enmarca en un trabajo sostenido de articulación entre la casa de altos estudios y la CTEP en Bariloche, expresado en numerosos proyectos de extensión e investigación aplicada a lo largo de los años, donde se han realizado capacitaciones, fortalecimiento organizativo, fomento de procesos de autogestión del trabajo y el hábitat, relevamientos sociales, etc. En este caso, el loteo social está impulsado por un Proyecto denominado “Desarrollo de tecnología social aplicada a la producción popular del hábitat en Bariloche”, dirigido por el Dr. Tomás Guevara, docente e investigador del UNRN-CIETES.

El proyecto tuvo como disparador el Relevamiento Social de trabajadores del SEMS que se viene realizando de forma sostenida desde el año 2014. En su segunda y tercera edición, los resultados mostraban que gran parte de los trabajadores tenía una demanda habitacional insatisfecha, ya sea por encontrarse alquilando, ocupando informalmente o viviendo con los padres u otros familiares, a veces en situación de hacinamiento. En este marco, se comenzó a organizar la demanda y elaborar una propuesta de urbanización que pudiera satisfacerla. Los interesados fueron más de 60 trabajadores del SEMS, algunos de los cuales deberán quedar en lista de espera para una segunda etapa del proyecto. Se iniciaron las reuniones con el Instituto y con la Secretaría de Planeamiento, así como con la Subsecretaría de Coordinación de Políticas Inclusivas, que coordina a las cooperativas del SEMS. Se identificaron parcelas municipales aptas para su urbanización en la zona del barrio 400 viviendas y se elaboró un anteproyecto de subdivisión para alrededor de 40 trabajadores y sus familias.

El primer resultado concreto de este proceso se dio el viernes pasado con la firma del acta compromiso, de la que formaron parte, además de los representantes de las cooperativas y funcionarios municipales, integrantes del UNRN-CIETES y de la CTEP Bariloche. El acta debe ser perfeccionada con una Ordenanza que deberá sancionar el Concejo Municipal donde se apruebe la cesión de la parcela. Posteriormente, el grupo de trabajadores, con el acompañamiento del equipo técnico de la universidad, deberá autogestionar las obras de mensura, apertura de calles y tendido de redes de servicios.

El principal desafío del proyecto es garantizar el derecho a la vivienda digna para un sector de trabajadores de la economía popular que, por sus características socioeconómicas, no suele estar incorporados en las políticas habitacionales y son desplazados por sectores medios, como muestran antecedentes de investigaciones básicas del UNRN-CIETES y otros centros del país y la región.